Presentación blog.

Cuando profesionalmente tuve que enfrentarme a impartir clases de cosmética, estaba ávido de información sobre este tema.

Pero al principio fue frustante y algo desesperante darme cuenta que, la información existente en internet era escasa y de un rigor no aceptable para mí. Todo y que hoy en día, se puede encontrar más información veraz que anteriormente, aun sigue siendo escasa.

Fue cuando me lancé a hacer multitud de cursos y leer libros especializados para formarme, cosa que sigo haciendo actualmente. En este mundo nunca se acaba de aprender lo suficiente, siempre hay alguien que tiene algo que aportar o enseñarte. Es realmente muy enriquecedor y gratificante poder hablar con otras personas que tengan conocimientos de estos temas.

Con la finalidad de ayudar a la gente, mostrando las cosas que aprendí y dando respuesta a todas aquellas dudas que me fueron surgiendo, y que he ido resolviendo a lo largo de estos años, nace este blog. Sinceramente, espero que sea de gran ayuda a toda la gente sensible y receptiva sobre estos temas y que creen que los productos naturales son mucho más beneficiosos para el cuerpo y para el medio ambiente.

Por tanto en este blog, irás encontrando diferentes artículos de cosmética natural, aromaterapia, perfumería natural, jabonería natural…etc, en definitiva todos los campos en los que tengo experiencia y que considero que puedo transmitir correctamente.

Gracias por tu visita, y espero que este blog cumpla su fin, ayudarte en tus inquietudes sobre este mundo tan apasionante.

sábado, 26 de marzo de 2011

Colonia de mujer, colonia de hombre.

Los seres humanos somos muy propicios a los clichés a catalogar y categorizar a las personas y objetos. Yo lamentablemente incurro algunas veces en ese error, aunque quiero pensar que cada vez lo hago con menos frecuencia.
Pero hay gente, que le encanta poner etiquitas a las personas como:
¿Del Barça o del Madrid?, ¿de derechas o izquierdas?, ¿creyente o ateo?, ¿blanco o negro?,¿ playa o montaña?....
Ahora no entraré en disquisiciones que me alejarían mucho del fondo de este artículo, pero para mal de muchos existe lo que se llama el “Termino medio”, donde se plasman la riqueza de matices que hay en la vida. Que aburrido seria nuestra existencia, si la gente no se salaria de lo que muchos consideran “Normal”, viva la anormalidad!
Por suerte en esta vida, hay otros equipos de futbol, otras ideologías políticas, otras creencias y otras preferencias, que “se salen de lo normal”. Alternativas tan válidas como las otras.
Por tanto, porque no aprovechar esa característica inherente al ser humano de querer categorizar continuamente para la venta, es decir Márquetin. Aquí entramos en nuestro tema; quien, cuando y como ha decido por nosotros, que olores pertocan al sexo femenino y cuales al masculino, ¿en base a qué criterios? ¿Es que existe un olor propiamente femenino y otro masculino? ¿Cuál es?, yo todavía no lo conozco…
Es curioso cuando hablando con mis alumnos, me encuentro que me explican extrañados o con mucha curiosidad, que les gusta y se pondrían colonias del sexo opuesto,  como si fuera una aberración…
Bien, en mí opinión esa disyuntiva, totalmente artificial y errónea, solo responde a motivos empresariales. No hace tanto tiempo e incluso ahora, cuando un hombre se cuida la piel y le gusta perfumarse, es o era un afeminado, ya que según algunos…..cuidarse la piel es de mujeres. Otro de los grandes clichés que por suerte están desapareciendo.
Por tanto, como atraer al público masculino hacia la cosmética y sobre todo perfumería….Provocando una línea divisoria, diría más bien irrisoria, entre los perfumes masculinos y femeninos. De esta forma nos aseguramos, que ningún ego masculino se sienta herido al utilizar un perfume, ya que usa su colonia masculina y plenamente varonil.
Yo personalmente, compro mis perfumes según el dictamen de mi olfato, sin mirar etiquetas, ni calificaciones y creo que es lo que debería hacer todo el mundo.
Las colonias masculinas, al principio fueron muy florales más tarde evolucionaron a olores resinosos de madera y ahora….ya ni me interesa.
Por tanto, aquí encontramos dos posibles razones para esa forzada clasificación entre los perfumes; atraer a todo el público masculino, y por otra parte, el inevitable defecto del ser humano por etiquetar a las personas y a las cosas.
¿Te atreves a probar una colonia del sexo opuesto?

5 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. La división entre colonia de tio y colonia d tía es un invento para vender más. El problema es que a fuerza de insistir ya nos han educado a los olores para ella y para él. Así que ya diferenciamos las colonias de chico y de chica. Por tanto, hoy en día los hombres y las mujeres huelen diferente por culpa del perfume que usan. Si cambiamos al perfume que no nos corresponde nos exponemos a que nos miren extrañados y piensen: "este tio huele a tía". Así que creo que la pregunta adecuada seria: "¿estas dispuesto a que la gente piense que eres gay? Bueno, personalmente a estas alturas me da igual. Y me encanta el perfume de mi mujer. No lo descarto.

    ResponderEliminar
  2. No creas, hoy en día esa frontera cada vez está menos clara. A mí me regalan muchas muestras de colonias. Cuando una me gusta lo último que miro es a que sexo dice que va dirigida. Se ha dado la coincidencia que me he puesto colonia de mujer, algún compañero (hombre), me ha preguntado que colonia utilizaba que olía muy bien.....,

    ResponderEliminar
  3. Yo podría utilizar cualquier perfume de hombre que contenga pimienta, huele delicioso! Me encanta este blog, lo felicito, muchos saludos desde Ecuador. Ileana

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu comentario, y por tu visita

    ResponderEliminar
  5. totalmente de acuerdo, queria encontrar a alguien que pensara asi.... estamos todos esclavisados ante las grandes empresas y mercados... al punto de ser como ellos quieren que seamos para ellos ganar mas dinero

    ResponderEliminar